Facebook Twitter Google +1     Admin

Sueños

20090325194835-correr3.jpg

Mis amigos y yo corríamos muy rápido por una pendiente hacia abajo, nunca nos cánsabamos y estábamos todo el tiempo riéndonos.
 
Un hombre me robó la cartera mientras yo estaba paseando tranquilamente. Miré por todos los lados pero había desaparecido; de repente, apareció al final de la calle y me sonrió, levantando el brazo sujetando mi cartera. Luego, desapareció de nuevo.
 
 
Vivimos para cumplir dos objetivos: soñar...y soñar eternamente.
 
 
Julia 3º ESO A.

Actividad de la asignatura Educación para la ciudadanía.

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris